Beatas de ventilación para tejados con pizarra.

En este nuevo post os vamos a contar la importancia y las ventajas que tiene tener un buen sistema de ventilación en tu tejado.
Al ejecutar una nueva obra o a la hora de rehabilitar un tejado de pizarra es esencial tener un buen plan de ventilación, que con unas pautas básicas, de la mano de un profesiona podremos conseguir un tejado bien aireado y así lograr  nuestro objetivo.
beata-ventilacion
Para ello no solo nos vamos a ayudar de los respiraderos (beatas) que vemos en muchas cubiertas de pizarra si no que también hay que aunarlo con una base de rastreles que va ser la encargada de crear una cámara entre la pizarra y base del tejado y en el mejor de los casos a un aislamiento térmico que este será el encargado de que no traspase un porcentaje bastante alto de calor.
En manuales de construcción y en algún libro de arquitectura se rigen que por que cada 25 m2 de tejado hay que poner un respiradero, pero no siempre es así.
Desde tejados de pizarra San José aconsejamos se deje asesorar por el profesional que le realiza la obra o reparacion y este sea el que le indique cual seria la mejor ubicación para cada uno de estos respiraderos.
Un sistema de ventilación ideal es aquel que genera corrientes y que continuamente se renueva el aire que hay en la cámara debajo de su tejado (los rastreles). Se consigue instalando estos respiraderos de forma geométrica y en la parte más alta del tejado, ya que todos sabemos que el calor tiende a subir.
Las ventajas entre otras es la NO condensación que se crearía debajo de la pizarra debido a la calefacción de la casa y el frio del invierno y que esto hará que la vida útil de la madera instalada debajo de la pizarra sea bastante más duradera que sin estos respiraderos.
Otra ventaja a tener en cuenta, es que con este sistema nunca se crearán bolsas de calor en su cámara del tejado y estas se transmitan dentro de su vivienda subiendo la temperatura hasta 4 o 5 grados.
 Os dejamos un pequeño vídeo en el cual se ve parte del proceso de instalación de una beata sobre un tejados de pizarra con una base de doble rastrelado.

Escrito por Javier González